Embajada en ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

Entrevista al Embajador Chuburu para La Política Online

"Los planetas están alineados para que México y Argentina refuercen su relación política y comercial"

Por Andres Wainstein (México DF)

El embajador argentino en México aseguró que la visita de EPN será sólo el primer paso.

En pocas semanas, Enrique Peña Nieto pisará suelo argentino. Su visita es, sin dudas, un gesto que confirma una alianza natural con su par Mauricio Macri. Será también el marco perfecto para celebrar una enorme historia de amistad entre ambas naciones, justo cuando Argentina celebra 200 años de su Independencia.

Pero la gira no tendrá sólo un contenido político-diplomático: también incluirá una misión comercial con empresarios mexicanos. Es que uno de los grandes objetivos de este viaje será profundizar los lazos comerciales entre dos grandes economías latinoamericanas.
En una entrevista exclusiva con La Política Online, el embajador argentino en México Daniel Chuburu analizó los alcances de este encuentro y explicó cuáles son las expectativas que tienen en torno a posibles acuerdos y anuncios.

El bicentenario argentino nos encuentra en un momento de relanzamiento de la relación diplomática con México. ¿Qué representa este histórico vínculo?

México representa una relación muy importante. Una relación que tal vez ha tenido altas y bajas en el tiempo. Intensidades diferentes, dependiendo el momento que analicemos. Pero es una relación de una gran amistad. Tal vez, el déficit es que no hemos podido avanzar en cosas demasiado concretas en el plano económico-comercial.
La relación con México es muy importante para Argentina. Es un vínculo de gran amistad. Quizás, sí se puede ver esta falta de concreciones más que nada en temas comerciales.

Eso, de alguna manera, tiene que comprenderse con los “barrios” de cada uno. Es decir, somos presos o víctimas de nuestros propios contextos. Uno no puede desconocer la realidad geográfica que tiene México, por ejemplo, y la influencia de una frontera de 3,000 kilómetros con Estados Unidos, o la existencia de un proceso como el NAFTA. Esos mil millones de comercio diario condicionan muchas veces al país.

Argentina también tiene su contexto. Estamos ubicados mucho más al sur. Y en los últimos años hemos trabajado la integración en el marco del Mercosur.

Insisto: la constante que podemos ver es que ha habido siempre una buena relación política. Quizás, sí se puede ver esta falta de concreciones más que nada en temas comerciales. Y como los temas comerciales son los temas de moda en las relaciones internacionales, obviamente es un tema en el que se puede hacer mucho más.

¿Por qué faltó esta concreción en materia comercial?

Los dos estamos en realidades de integración distintas. México –aparte de su integración con los países de América del Norte- está básicamente en este proceso que constituye la Alianza para el Pacífico. Argentina está abocada más que nada al Mercosur.

Se trata, por cierto, de dos mecanismos que tienen una base filosófica comercial distinta. Lo que se está haciendo ahora son esfuerzos para poder acercar y hacer converger estos dos mecanismos. Estamos intentando un acercamiento, porque creo que esta unidad latinoamericana es la que nos puede a la larga ayudar a todos, seamos del Mercosur o de la Alianza del Pacífico.

Toda la región necesita una unión que permita afrontar las situaciones de dificultad que se pueden ir presentando. Nosotros con México estamos muy bien. Creo que ahora tenemos que profundizar las relaciones. No podemos desconocer, además, que México ha sido un país que ha recibido mucha migración argentina, por distintos motivos. Hay distintas olas migratorios.
Están alineados los planetas. Hay una coyuntura histórica importante para poder avanzar en una profundización del vínculo. Hay una gran empatía entre Macri y Peña Nieto. 

Siempre en momentos sensibles de la Argentina…

Siempre en momentos sensibles. Históricamente ha habido presencia argentina en México, más allá de tomar las cuestiones de lo que llamamos el exilio de los 70. Incluso previo a esos años, siempre ha habido participación argentina en México. Siempre ha sido un país de acogida, ya sea por cuestiones políticas o económicas. Es decir, hay distintas capas geológicas en nuestra presencia en México.

Ahora hay una gran presencia empresarial, por caso. Me refiero no sólo a empresas, sino también a argentinos trabajando en grandes empresas en México. Y aquí uno sí nota una nueva corriente que va más allá del tradicional interés por este país de enorme cultura, historia y diversidad.

Este período del bicentenario para nosotros tiene que ser una etapa de reflexión sobre esta historia. Y que sirva para ver cómo podemos ir poniendo esos hitos de nuestra historia al servicio de profundizar esta relación.

Para muchos, la victoria de Mauricio Macri impulsó una alianza natural con otro líder de la región: Enrique Peña Nieto. Pareciera que comparten un mismo sistema de ideas o una comsovisión muy similar. ¿Eso puede impulsar este proceso?

Hoy están alineados los planetas. Hay una coyuntura histórica importante para poder avanzar en esa profundización. Lo que no quisiera es entrar en una comparación con épocas pasadas. Pero sí creo que estamos frente a una coyuntura importante.

En su momento, había ciertos sectores políticos de los dos países que tenían un gran acercamiento. Ahora la coincidencia está entre los dos gobiernos. Entonces, ese marco de ideas que hoy rigen a las dos naciones dan una gran oportunidad de reforzar el vínculo.

Desde que cambió el gobierno en Argentina, ha habido una gran empatía entre Macri y Peña Nieto. Se han visto en más de una oportunidad y se mostró un gran acercamiento.

Sin duda, esta empatía se confirma con la fijación de un visita oficial de Peña Nieto a la Argentina. Estas visitas son las que nos permitirán avanzar ciertos pasos para poder hablar de una profundización de mediano y largo plazo.

Argentina ya ha demostrado su interés para ingresar a la Alianza del Pacífico. Pero debería primero gestionar tratados de libre comercio con cada país miembro. En concreto, ¿cuál sería el proceso para ser un socio pleno de esta unión?

El proceso no tiene una hoja de ruta. Como mencionaba, el Mercosur y la Alianza del Pacífico parten de dos conceptos motores totalmente diferentes. La Alianza se sostiene básicamente en todos los tratados de libre comercio (TLC) que van firmando sus países miembros. Y efectivamente hay un exigencia que es tener TLC con todos los miembros. Argentina tiene, en la práctica, un libre comercio con la mayoría de los miembros de la Alianza del Pacífico, a través de los Acuerdos de Complementación Económica firmados en el marco de la ALADI.

Acá se produce un fenómeno que tenemos que analizar con mucho cuidado. Por eso no es tan fácil hablar de cómo será esa convergencia.
Habrá un proceso de convergencia comercial. No me parece que Argentina avance sin los demás países del Mercosur. Se deberá buscar un equilibrio para avanzar con México y la Alianza del Pacífico, pero siempre acompañando por el resto.

A ver. La mayoría de los países de la Alianza del Pacífico son países miembros de lo que nosotros llamamos el Mercosur Político. Por lo tanto, todas esas normas ya son comunes para los países del Mercosur con esos países de la Alianza. El único país que no tiene esta relación con la Argentina es México.

Por otra parte, México es el único país que está habilitado para negociar TLC de forma independiente con cada uno de los países miembros del Mercosur.

Me parece que será un proceso de convergencia entre los dos sistemas. No me parece que Argentina avance sin los demás. Se deberá buscar un equilibrio para avanzar con México y los demás países de la Alianza del Pacífico, pero siempre acompañando al Mercosur.

¿Y Brasil?

Brasil está negociando su ACE 53, que es su Acuerdo de Complementación Económica con México. Nadie quiere ponerle el nombre de TLC, pero va a profundizando lo que ya hay… Si profundizas un acuerdo como los ACE a un determinado punto, quedás al lado de un TLC.

Lo mismo que Brasil está haciendo como el ACE 53, nosotros lo estamos haciendo con el ACE 6. Estamos empezando ese proceso. Cuando la canciller estuvo acá en México, dijo que una posible hoja de ruta es que el ACE 6 termine en un TLC.

El tema está en el aire. No sería el mayor impedimento. El tema es cómo uno planea esa convergencia con todos los socios al mismo tiempo. Algunos tienen más dificultades, otros menos. Todo eso son temas que todavía no están en una hoja de ruta. A medida que vayamos avanzando, definiremos.

Durante la visita de Peña Nieto, ¿debemos esperar grandes anuncios, inversiones, firmas de convenios? ¿O es una gira más “exploratoria” y hay que ser más cauto?

El límite entre lo cauto o no cauto es muy difuso. Creo que es una visita muy importante. Es un gesto muy importante. Como tal tenemos que interpretarlo. Es un avance, pero una sola visita no cambia la historia de nuestra relación. Es un punto importante que puede empujarla para delante.

Estamos confiados en que la visita de Peña Nieto no sólo genere hojas de ruta a futuro –que creo que las tiene que generar, como la renegociación del ACE6-, sino que también nos gustaría que haya anuncios concretos. Sería muy bueno poder anunciar medidas aunque sea en determinados sectores.

¿Qué áreas o sectores podrían tener un mayor interés y, por ende, mayores chances de conseguir estos acuerdos?

Hay varios sectores. Obviamente cuando uno habla de grandes anuncios, da la impresión de que pueden estar más vinculados a sectores agroindustriales, que son los que pueden tener más trabas. Por eso se piensa que la liberación de ciertos sectores es el rompimiento de una barrera concreta que existía.
Estamos confiados en que la visita de Peña Nieto no sólo genere hojas de ruta a futuro, sino que también nos gustaría que haya anuncios concretos. Aunque sea en determinados sectores.

El área energética es, sin dudas, otra área importante para los dos países. En ese sentido, tenemos buenas perspectivas. Tenemos inversiones argentinas que se están haciendo en este momento en México.

Hay otras empresas argentinas que están funcionando en México con mucho éxito. Así como hay empresas mexicanas que están en Argentina y ya tienen un capital invertido de mil millones de dólares. Hay planes de ampliación muy importantes.

Desde su llegada a México, ¿percibe desde el empresariado mexicano una expectativa renovada por la Argentina y por sus cambios económicos?

Para nosotros, uno de los desafíos más importantes de la visita de Peña Nieto es tratar de estar a la altura de las expectativas que este nuevo proceso ha generado. Sean desde el sector privado o publico, se ha generado unas expectativas inmensa. Eso nos pone ahora en el problema de estar a la altura. Por eso, será importante que además de buenas proyecciones e intenciones, tengamos la posibilidad de hacer anuncios concretos.

 

Fuente: http://www.lapoliticaonline.com.mx/seccion/internacionales/
PH Rodrigo González Olivares

LPO Rodrigo González Olivares

La Política Online es un portal de noticias con redacciones en Argentina y en México, fundado y dirigido por Ignacio Fidanza. Con motivo del Bicentenario de la Independencia Argentina, La Política Online en colaboración con la Embajada Argentina en México, decidió lanzar un suplemento especial. Siendo LPO el único medio que tiene oficinas -en sus respectivos portales- en ambos países, se decidió hacer foco en la histórica relación fraternal de estas noticias. Y así utilizarlo, además, cómo un prólogo o un adelanto de la próxima visita de estado que encabezará Enrique Peña Nieto en Buenos Aires.

 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular