Embajada en ESTADOS UNIDOS MEXICANOS

La filmoteca de la UNAM y DOCS FD recordaron a García Videla

Una cápsula con imágenes de una infancia porteña y de varios lugares remotos de nuestro continente adonde lo llevó su labor de documentalista marcó el jueves pasado el inicio de un homenaje al cineasta argenmex Adolfo García Videla. A pesar de la lluvia torrencial, un centenar de personas, incluidos funcionarios de la Embajada, escuchó los testimonios de la Directora de la Filomteca de la UNAM, Guadalupe Ferrer, su hija Ana Lué, y sus amigos, Inti Cordera y Luis Lupone.

Sus intervenciones recordaron cómo García Videla se entusiasmó con la idea de documentar en pantalla grande temas que, curiosamente, jamás había abordado la cinematografía mexicana. Y así surgió primero "Testimonios zapatistas" (1987), documental extenso que fue motivo de discusiones con los productores, que lo querían más breve; "Visión de los Vencidos: 500 años después" (1999), que a diferencia del anterior, contó con la colaboración entusiasta de Miguel León Portilla y fue una de sus grandes obras; y la más ambiciosa "Trotsky y México, dos revoluciones del siglo XX" (2006), que según sus amigos, contribuyó a su declive físico y mental.

Posteriormente, los asistentes disfrutaron de la proyección de "Del viento y del Fuego" (1983), obra con la que ganara el Ariel al mejor cortometraje educativo, y en el cual se asiste al proceso de producción de una película basada en el cuento "La increíble y triste historia de la Cándida Eréndira y su abuela desalmada" de Gabriel García Márquez, y también se reflexiona sobre las relaciones entre la literatura, el cine y el denominado "realismo mágico".

El homenaje se da en un contexto especial, en el que la Embajada recuerda el 40 Aniversario del Exilio Argentino en México, del cual Adolfo García Videla formó parte.


 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular