Embajada en México

Mensaje de Bienvenida

 

Amigos argentinos y mexicanos,

 

Cuando el Presidente Mauricio Macri me honró con la designación para ser Embajador de la República Argentina en México, me invadió un gran sentimiento de responsabilidad y urgencia. Responsabilidad, por la noble y extraordinaria tarea que significa representar los intereses de los argentinos en un país tan cercano y querido. Urgencia, por la necesidad de fortalecer diligentemente los vínculos comerciales y de inversión entre los dos países, los que, considero, se hallan lejos de su potencial. 

Con responsabilidad y con urgencia, entonces, me propongo continuar fortaleciendo los históricos lazos que unen a nuestras sociedades. El afecto profesado por nuestros pueblos es de doble vía y se ancla en la cálida acogida que ha brindado México a nuestros compatriotas en diferentes momentos de nuestra historia, así como en la idéntica recepción que los mexicanos que han habitado y habitan suelo argentino pudieron sentir en igual medida. Como consecuencia del entrelazamiento de nuestras sociedades, la actividad cultural de la Embajada es intensa y valiosa, lo que se refleja también en el formidable entendimiento político de ambos Estados, en todos los niveles de gobierno.

Es mi deseo que mi gestión al frente de la Embajada contribuya a fortalecer esa enérgica y vital relación, robusteciendo el diálogo y las armonías, y facilitando la superación de los obstáculos y la resolución de los conflictos allí donde ellos emerjan.

Los argentinos y los mexicanos podrán contar con la Embajada para ampliar los canales de comunicación entre ellos, desarrollar sus relaciones, extender sus áreas de conocimiento y facilitar los espacios de encuentro. Porque, en definitiva, una Argentina más integrada a México y un México más integrado a la Argentina, será un escenario que servirá para crear más oportunidades de cooperación, de negocios, y de desarrollo conjunto.

Se trata de un escenario no solo deseable ni posible, se trata de un objetivo de acción que guiará mi misión al frente de la Embajada, con la meta siempre puesta en mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de nuestras dos naciones.

 

 

Ezequiel Sabor
 

 

 

Fondo argentino de cooperación sur-sur y triangular